ÉxitosUncategorized

Voluntad migrante de acero: Diego Manuel arrancó su éxito desde cero

Originario de Santa Eulalia, Huehuetenango, Diego Manuel no sabía de construcción o de herrería, pero fundó su exitosa empresa, The Steel Fabrication, a los 10 años de haber llegado a Alabama, EE. UU. Esta es la conversación

La historia de Diego Manuel se ha forjado a fuerza de adversidad. Logró convertir dificultades en escalones así como hoy convierte el metal en escaleras, ventanas, puertas, tanques, estructuras de gran tamaño en su exitoso emprendimiento The Steel Fabrication, en Birmingham Alabama, fundado en 2016. 

Él mismo lo dice: empezó de cero, pero con voluntad y sobre todo «mucha necesidad» se trazó metas que no solo se cumplieron, sino que fueron rebasadas.

En esta es la conversación. Se oye el bullicio de sierras en pleno corte de hierro. Pero luego cierra su puerta y queda lejos. Diego tiene seis trabajadores a los que enseña las claves que aprendió con la vida, pero sobre todo a que «trabajen como si fuera para su propia casa, porque no saben con cuánto esfuerzo el cliente ganó su dinero con el cual nos paga a nosotros».
Diego, ¿cómo fueron tus primeros días y semanas en Estados Unidos?

Un poquito difícil. Uno recién llegado no sabe nada de inglés y se encuentra en un lugar donde uno no está acostumbrado.

¿Cuáles fueron los primeros trabajos? 

Bueno yo llegué en 2006. Tenía un hermano aquí que trabajaba en la construcción. Hacían casas y empecé a trabajar con él. Me tocó empezar pegando ladrillos. Me quedé unos dos años con él. Pero en 2008 empezó la recesión y de pronto ya no había nada de trabajo. Buscaba y nada.

"La necesidad obliga": Diego Manuel

Así fue el comienzo del emprendimiento en herrería de Diego Manuel, en 2016. Poco después su marca pasaría a ser The Steel Fabrication..

¿Tenías experiencia en construcción aquí de Guatemala?

No mucho. Yo empecé a trabajar desde los 12 años y pues sí había desempeñado elgunos oficios, pero sobre todo la agricultura. Pero experiencia, nada, porque en Estados Unidos todo es diferente, se trabaja distinto. Cero experiencia.

Mencionas que trabajas desde los 12. ¿Cómo fue tu educación?

Sólo llegué a sexto grado fue todo lo que estudié. No porque yo quisiera dejar la escuela. Yo quería seguir estudiando, pero por la situación económica de mi familia no se pudo más. Me dediqué a trabajar en el campo y ahí dependía de lo que saliera. Ganaba poco.

¿Cómo llega la decisión de migrar a Estados Unidos?

La necesidad obliga. Quería buscar un buen futuro. Porque en los años 2004 o 2005, quería lograr construir algo propio, pero no se podía hacer nada. Mi hermano ya estaba en EStados Unidos y contaba que hacía trabajitos en construcción y con eso ayudaba a la casa. Así surgió la idea de buscar en otro lado cómo vivir un poquito mejor la vida. 

Sólo llegué a sexto grado fue todo lo que estudié. No porque yo quisiera dejar la escuela. Yo quería seguir estudiando, pero por la situación económica de mi familia no se pudo más. Me dediqué a trabajar en el campo y ahí dependía de lo que saliera. Ganaba poco.

Diego Manuel llegó a Estados Unidos en 2006, a los 18 años. Diez años después, en 2016 fundaba su compañía The Steel Fabrication. Atiende esta entrevista desde su oficina, en Birmingham, Alabama,
Diego Manuel llegó a Estados Unidos en 2006, a los 18 años. Diez años después, en 2016 fundaba su compañía The Steel Fabrication. Atiende esta entrevista desde su oficina, en Birmingham, Alabama,

Migrar es una decisión complicada

Exactamente. Es muy difícil de dejar todo, tanto más a los padres, los hermanos, todo. Fue una decisión difícil. Y ya aquí, me dio alegría ver a familiares que tenía años que no os miraba, pero triste porque pensaba en aquellos que dejé.

¿Cómo llega el trabajo de herrería a tu vida?

Cuando no había trabajo, en el 2008, un amigo me avisó que estaban contratando gente en un taller de un señor que elaboraba estructuras metálicas. 

¿Y sabías algo de eso o tocó empezar de cero?

Empecé de cero otra vez. No sabía. Pero la necesidad obliga  a aprender y rápido. Lo más difícil fue, otra vez, el inglés. En la construcción hablabamos en español, pero el señor del taller no. Era americano y no hablaba español y yo muy poco inglés. Pero tenía necesidad de pagar la renta, la comida y poder enviar algo a la familia.

¿Y cuál fue la clave para llegar a dominar la herrería?

Tenía ganas de trabajar y estaba empeñado en aprender. En la primera semana aprendí a soldar. Hacía pequeñas piezas, pero me fijaba en la gente que trabajaba allí. Aprendí al ojo y lo intentaba. El míster miraba mis ganas de trabajar: fue lo que más le agradó y también me fue explicando.

¿Y cómo se llamaba ese míster?

Franco Woodson.  Yo me esforcé también en aprender inglés para poder hablarle y entenderle. Día a día miraba películas en inglés con los títulos en inglés, escuchaba la radio donde hablaban en inglés, la música en inglés y empecé a hablarlo. 

Era duro practicar porque trabajaba de 7 de la mañana a 5 de la tarde, me ponía a ver la película. Al principio no entendía nada. Pero poco a voco vas pescando una palabra, otra y otra…

 

Nace un emprendimiento guatemalteco en los Estados Unidos

‘¿Cuándo nace The Steel Fabrication?

Fue en 2016.  Era tiempo de cambiar. Desde que empecé con Franco también comencé a comprar mis herramientas. Después del trabajo me iba con algún amigo que necesitaba un trabajito de soldadura, poner alguna puerta. Aprendía más y agarraba clientes, que a la vez me recomendaban con otros nuevos.

Aquí en Alabama hay mucho trailer, carritos de carga, vehículos con baranda. Me fijé que había algunos con un barrote faltante o despegado. «Oye amigo, yo te puedo reparar eso», les decía.  Estaba atento a ver alguien con un carro de metal y cuando lo miraba, yo sacaba mis tarjetitas. Yo diseñé mis tarjetas, las imprimí y siempre las repartí. -«Mira aún no tienes la puerta despegada ahorita, pero en un futuro va a necesitar soldadura. me puedes llamar», les decía y así fui haciendo clientes

¿Y qué tipo de trabajos hace hoy The Steel Fabrication?

De todo, pero lo que más nos piden son barandales, cercas y estructuras metálicas para sostener escaleras. También estructuras para bodegas o  cobertizos. Temgp seis personas trabajando conmigo.

¿Y te ha tocado enseñarles así como te enseñaron?

Siempre siempre. Les aconsejo que nosotros no sabemos cómo los clientes ganan su dinero, con qué esfuerzo y trabajos. Entonces, si ellos confían sus proyectos a nosotros, tenemos que dejarlo con tanta calidad como si fuera para nosotros. La calidad es lo que importa, la calidad manda y que siempre se debe hacer bien.

También cada lunes tenemos junta para ver los trabajos y les encargo tener siempre su protección de oídos, ojos, guantes.La seguridad ees clave en nuestro trabajo. También el trabajo en equipo, quie nos ayudemos y nos cuidemos.

¿Cuál es tu gran sueño?

Viajar a Guatemala. No puedo regresar el tiempo, pero todavía están mis papás allá y quiero verlos. Nicolás Manuel y mi mamá se llama Genara Diez. Espero poder lograrlo pronto.

Periodista, escritor, docente universitario. Nació en Guatemala, 1971. Egresado de la Carrera de Comunicación Universidad Rafael Landívar. Ha trabajado en varios medios de comunicación, entre ellos Prensa Libre, entre 1996 y 2022. Actualmente dirige el…