Guate Nuestra

El Cristo de Esquipulas también es migrante y otros 9 datos que quizá ya sabías… o tal vez no

La cuatricentenaria devoción al Cristo de Esquipulas atrae cientos de miles de peregrinos al año, incluyendo migrantes guatemaltecos que pueden regresar, pero ya en EE.UU. existen templos en donde se le venera, sobre todo en su fiesta del 15 de enero.

De toda Guatemala, de países vecinos y también desde Estados Unidos llegan los peregrinos a venerar al Santo Cristo de Esquipulas, a lo largo de todo el año pero especialmente en su fiesta, el 15 de enero. (Fotogafía cortesía Adriana Ávila especial para SoyMigrante.com)

1. Millón y medio de peregrinos por año... incluyendo migrantes

en la Basílica del Cristo de Esquipulas, en Chiquimula, Guatemala,  es un templo católico al que toda persona puede entrar y si quiere, puede hacer la fila para pasar, durante algunos segundos, ante a la consagrada imagen del crucificado que tiene 429 años de antigüedad. A diario llegan cientos  de personas a orar y venerarlo. 

Durante la solemnidad de cada 15 de enero se calcula que llegan hasta 200 mil personas. Estimaciones del Instituto Guatemalteco de Turismo apuntan a 1 millón 500 mil visitantes por año, tomando en cuenta que llegan núcleos familiares, excursiones y comitivas de peregrinación provenientes de todas localidades del país. 

A lo largo del año acuden visitantes desde El Salvador, Honduras, Nicaragua, México y Estados Unidos. A veces son migrantes que logran volver al país y llegan a agradecer favores. Así también llegan guatemaltecos que piensan emprender viaje.

La cifra de devotos también se ha incrementado debido al paso de migrantes originarios de Sudamérica y el Caribe, algunos de los cuales oran ante la venerada y milagrosa imagen.

El Cristo de Esquipulas tenía originalmente un color moreno, con una piel que semeja el tono de un fallecido. Con el paso del tiempo se fue oscureciendo y por ello se le suele llamar Cristo Negro.

2. El Cristo de Esquipulas fue tallado en poco más de un mes

el 29 de agosto de 1594 se firmó un contrato con el escultor Quirio Cataño, quien trabajaba en Santiago de los Caballeros. Se le encomendó la hechura de un Cristo Crucificado.  El encargado de hacer el pedido fue Cristóbal de Morales, provisor del Obispado de Guatemala. 

El contrato pide a Cataño «que haga para el pueblo de Esquipulas un crucifijo de vara y media, muy bien acabado y perfeccionado y el que ha de estar acabado para el día de San Francisco». Se acuerda que el precio serán 100 tostones. 

En efecto, fue entregado el 4 de octubre  Día de San Francisco de Asís. 

No se tienen registros claros de cómo era la primera capilla donde se veneró al Señor de Esquipulas, pero pudo estar cerca de la actual Parroquia de Santiago Esquipulas, cuyo templo fue edificado alrededor de 1620. Aquí se encuentra una de las primeras réplicas del Crucificado esquipulteco .

3. La imagen fue llevada en procesión desde Antigua Guatemala

El 9 de marzo de 1595 había gran algarabía por la llegada de la imagen del Cristo Crucificado a Esquipulas. Fue llevada en andas desde Santiago de los Caballeros, hoy Antigua Guatemala, hasta el pueblo donde quedaría expuesta a la veneración de los habitantes. 

El viaje duró casi tres meses, debido a que en cada poblado donde se hacía estación, llegaba la gente de lugares circunvecinos a venerarla.
La tarde de aquel 9 de marzo, la imagen fue colocada en una pequeña capilla. Algunas tradiciones apuntan a que era de paredes de barro y techo de paja, pero no existen fuentes confiables de esa primera etapa. En 1620 se edificó el templo de la Parroquia de Santiago.

4. ¿Qué significa Esquipulas?

En el siglo XVI, el poblado de Yzquipulas pertenecía al curato de Quezaltepeque. Han existido polémicas por la etimología de Esquipulas, pero una de las más aceptadas es que quiere decir «Paraje donde abundan las flores».

El poblado de Esquipulas fue fundado por los españoles entre 1560 y 1570, bajo el
nombre de Santiago Esquipulas, por lo que su fiesta titular se celebra el 25 de julio. En una capilla hecha de adobe con techo de paja se veneró inicialmente la imagen del Cristo esculpida por Quirio Cataño desde su llegada en 1595. En 1620 se erigió el actual templo parroquial de Santiago Esquipulas

5. Lleva 265 años en su templo actual

Los testimonios de milagros y favores recibidos por fieles que rezaron ante el Santo Cristo de Esquipulas comenzaron a aumentar y atrajeron cada vez más peregrinos.  En 1737 el arzobispo Pedro Pardo de Figueroa fue un peregrino más que acudió a venerar la imagen, que ya recibía miles de visitantes por año. 

Monseñor Pardo quedó curado de una enfermedad que padecía.En agradecimiento ofreció la construcción de un templo,  cuyo diseño y construcción fueron encomendados al arquitecto Felipe Porres.  Las obras comenzaron en 1740 y duraron más de 18 años. A finales de 1758 fue concluido.

El 4 de enero de 1759 fue bendecido el nuevo Santuario, concebido por Fray Pedro Pardo de Figueroa como un «Suntuoso y grande Calvario», según refiere el padre Hugo David López, monje benedictino perteneciente a la orden a la cual se encomendó atender el templo desde 1959.

 

Los peregrinos acuden masivamente a Esquipulas para venerar al Santo Cristo en su camarín, que fue construido posteriormente a la construcción del Santuario.

6. Nadie tiene certeza de por qué se estableció la fecha 15 de enero como fiesta

El Día del Señor de Esquipulas se conmemora cada 15 de enero, pero no se sabe a ciencia cierta por qué se fijó en ese día. La fecha histórica más cercana es el 6 de enero de 1759 cuando la imagen fue trasladada a su actual santuario.

«Sin embargo desde tiempos inmemoriales, mucho antes de la construcción del actual templo  ya se festejaba el 15 de enero, por no hay claridad sobre la causa de la selección de tal fecha», agrega el sacerdote benedictino Hugo David López, autor del libro Historia del Santo Cristo de Esquipulas.

7. Una canción que se convirtió en un verdadero himno de fe

Para muchos fieles, sobre todo si son migrantes en Estados Unidos, es imposible no conmoverses al escuchar la melodía y la letra del son Milagroso Señor de Esquipulas, una composición del cantautor huehueteco José Ernesto Monzón (1917-2003), más conocido como El Cantor del Paisaje.  
Dicho alabado fue creado en 1948 pero se ha convertido en todo un  himno de devoción sin fronteras. En 1958 fue interpretada por la marimba Maderas de mi Tierra en un festival de Manizales, Colombia y fue declarada la mejor canción de aquella edición.

(Fragmento)

He venido de tierras lejanas
a adorar al señor de Esquipulas (2 veces)
Cuando escucho sonar las campanas
de su templo, que son tan rechulas,
toda mi alma se llena de gozo
y con fe me arrodillo a rezar…

¡Padre nuestro, que estás en los cielos
un rosario te vengo a cantar,
milagroso señor de Esquipulas
toda mi alma te vengo a entregar.

Nunca olvides mi patria y mis padres,
No abandones mis hijos señor…
Milagroso señor de Esquipulas,
Por doquiera regá bendición.

Capilla del Señor de Esquipulas en Chimayo, Nuevo México, Estados Unidos. Se le venera desde 1810. (Fotografía del historiador guatemalteco Miguel Álvarez Arévalo=

8. Es un Cristo migrante desde tiempos coloniales

La masiva veneración al Cristo de Esquipulas motivó la necesidad de elaborar réplicas, que fueron llevadas a diversos puntos de Guatemala. En 1701 una réplica tallada del Cristo fue colocada en la Iglesia Nuestra Señora del Carmen en Antigua Guatemala; en 1720 una imagen similar se reportó en Nicaragua.  Y así continuó la migración de esta devoción.

Hacia 1750, franciscanos que regresaban a México después de una misión temporal en Guatemala llevaron una imagen a Nueva Galicia (hoy Jalisco) y son solo algunos de los ejemplos de réplicas que extendieron la devoción sin que ello redujera la afluencia de visitantes a la Basílica de la imagen original. 

Actualmente varias imágenes delCristo de Esquipulas han sido llevadas a templos de Estados Unidos a los cuales acuden migrantes devotos de Guatemala y Centro América. En Nuevo México se venera un Señor de Esquipulas, en el santuario de Chimayo, desde 1810.

Cristo de Esquipulas venerado en San Antonio Texas desde 1988.

9. Artista migrante guatemalteco talló réplica del atrio de la Basílica

El artista guatemalteco migrante Raúl Monterroso se ha hecho célebre por sus esculturas y relieves en madera. Ha elaborado diversas piezas como el Escudo Nacional, piramides mayas y otras obras. En 2019, se develó una réplica, en relieve del frontispicio de la Basílica de Esquipulas. Dicho proyecto le llevó varios meses, pero es sorprendente el detalle alcanzado. 
La obra tridimensional fue colocada detrás de la Imagen del Santo Cristo venerada en Hawthorne, California, y le otorga un aire verdaderamente nostálgico y significativo. 

Devotos de la Imagen del Santo Cristo de Esquipulas en Hawthorne, California, aplaudieron al maestro Raúl Monterroso, quien con mucha fe y devoción elaboró el atrio en madera.

10. Cristo de Esquipulas es venerado en varios templos de Estados Unidos

En los últimos 25 años, migrantes devotos se las han ingeniado para llevar réplicas del Santo Cristo de Esquipulas a templos parroquiales. En algunos casos, las imágenes han sido prácticamente contrabandeadas a través de la frontera con México, debido a restricciones aduanales para su ingreso. 

De ahí que, por ejemplo, al crucificado que se venera en Los Angeles, California, se le llama «El Cristo Mojado». También existen imágenes en iglesias de Nueva York, Chicago y San Antonio, Texas. No todas las réplicas son recientes. 

Actividades para este 15 de enero 2023 en EE.UU. Entérate acá: