Éxitos

Panadero y migrante guatemalteco Miguel Chuc lleva un sabor tradicional a Brooklyn

Miguel Chun es panadero y migrante guatemalteco. Fundó una panadería artesanal en Brooklyn, New York Estados Unidos, donde ofrece a la comunidad variedad de panes y pasteles con el sabor artesanal.

Apertura Totopan Bakery panadería y pastelería Guatemalteca Foto_ Redes Sociales – SoyMigrante.com – SoyMigrante.com
Miguel emprendió su panadería y pastelería en Brooklyn, New York sueño que logró gracias a su perseverancia y disciplina, es originario de Totonicapán, Guatemala, lugar que ha permitido espacios laborales. Foto: Redes Sociales

Totopan Bakery

Miguel llegó a Estados Unidos con el sueño de encontrar una oportunidad y emprender, tras enfrentar varios retos y desafíos logró colocar su negocio en panadería y pastelería un sueño que ahora alimenta los corazones de los migrantes guatemaltecos en Brooklyn, New York.

Los dones en pastelería y panadería los perfeccionó con el tiempo, con esfuerzo y dedicación emprendió su negocio al que llamó; Totopan Bakery panadería y pastelería guatemalteca, lugar que nació hace diez años con el objetivo de llevar el sabor artesanal en panes y pasteles únicos de la región de Totonicapán, Guatemala hacia Brooklyn New York, Estados Unidos.

“Mi sueño era traer el sabor y tradición a New York”. El sabor y la elaboración tiene orígenes del municipio y departamento de Totonicapán, Guatemala, Miguel decidió buscar y emprender su camino que le permite ahora llevar el sabor de generación en generación, actualmente su negocio se ubica en 7117 20th Ave, Brooklyn, New York, Estados Unidos.

Sacar adelante a su familia es el gran motor de Miguel Chuc, fundador de la panadería Totopán, en Brooklyn, Nueva York. – SoyMigrante.com – SoyMigrante.com

El sabor guatemalteco

Los panes artesanales conllevan un proceso largo de preparación, pero sobre todo cariño y amor, los panes más adquiridos son: molletes, azúcar, bizcochos, pan para chucos, francés, besitos, cachitos, cubitos y pasteles de sabores magníficos que al probarlos hacen recordar su tierra y sobre todo los orígenes.

El negocio está modificado y ajustado como una de las panaderías en Guatemala, espacio que permite la creación de un ambiente laboral amigable y sobre todo para recordar la tierra natal, el negocio cuenta con el área de cocción (hornos), enfriamiento y área de mostrador donde se ponen a disposición todos los productos.

“Me lleva a mi infancia, unos 25 años atrás, este siempre fue mi sueño traer un poquito de nuestra tradición acá a New York, Gracias Dios con esfuerzo se ha hecho realidad” agregó en una entrevista realizada por Julio Julajuj fotógrafo guatemalteco.

El sabor es lo más impresionante de este negocio, pero también destaca que gracias a este emprendimiento existen espacios laborales para jóvenes migrantes guatemaltecos y Centroamérica que llegan en busca de una oportunidad laboral y un mejor futuro.

Todo es posible con amor y dedicación 

Miguel es un emprendedor y migrante guatemalteco que expresa mucha paciencia y sobre todo amor hacia su trabajo que ha logrado explotar con el apoyo incondicional de su familia en especial de su esposa. “Al principio hubo días y momentos difíciles en el que casi tiraba la toalla, pero la consistencia y disciplina fueron importantes, ver cumplir mi sueño poco a poco fue lo que me motivó a seguir adelante”.

La constancia y la perseverancia llevó a Miguel a construir el sueño de su infancia, ahora él ama su trabajo y encontró una oportunidad en Estados Unidos, su esfuerzo la comparte con toda la comunidad migrante y locales de ese país. “No es fácil emprender un negocio, pero tampoco es difícil, la consistencia es lo que a mí me tiene aquí, no es fácil, pero si se puede, Estados Unidos es un país de oportunidades y hay que aprovecharlas”

Reproducir vídeo