fbpx

"Hoy pude darme cuenta de que ya han pasado siete años desde que no estás Papá": Un sentido homenaje del migrante y emprendedor Ángel Ambrocio, quien volvió a Guatemala después de varios años como migrante para proseguir el negocio familiar.

Hoy pude darme cuenta que ha pasado siete años desde que ya no estás aquí papá.

A veces espero por las noches tu llegada al café, a veces imagino verte entrar y escuchar decir la frase de todas las noches “Miguelito prepárame un café”para luego debatir en ponerle azúcar o no, los días han pasado, no haz vuelto y solo sueño”.

Aunque siendo honesto prefiero recordarte en aquellos días donde me llevabas en tus hombros camino a los baños de Payexu (Momostenango, Totonicapán) sin duda las primeras memorias que empecé asimilar en esos entonces, tendría 5 años, quizá, en esos entonces volaba y era invencible.

 

Angel Ambrocio, a la derecha, vestido de negro, en una foto de 2016 junto a su papá Miguel Ambrocio Coguox, quien falleció en 2017. Angel estuvo en Estados Unidos una década y regresó cuando su padre enfermó para asumir el negocio familiar Momostipán y transformarlo en café restaurante además de panadería. – SoyMigrante.com – SoyMigrante.com
Angel Ambrocio, a la derecha, vestido de negro, en una foto de 2016 junto a su papá Miguel Ambrocio Coguox, quien falleció en 2017. Angel estuvo en Estados Unidos una década y regresó cuando su padre enfermó para asumir el negocio familiar Momostipán y transformarlo en café restaurante además de panadería.

Regresé para realizar tu sueño

No fue fácil verte luchar en una cama, contra esa terrible enfermedad y sobre todo tener ese optimismo que siempre te caracterizó, aún rabioso porque recuerdo que hace un par de años venciste ese terrible mal en una pelea a muerte, este dolido y resentido busco como ganarte de alguna forma.

Espero el momento en el que los años ya no fueran tus mejores aliados y entonces dicidio hacer de las suyas.

Tres años atrás juntos realizamos un sueño, que desde niño soñaba y que durante toda una vida me hablaste y construiste, día a día contraste a ello, tres años después estaríamos  dándote el último adiós y precisamente hace muchos años atrás decidiste ponerme tu nombre porque también fue día que por primera vez estuve contigo y mamá un 27 de Julio que marcaría muchas cosas, alegría, sueños, metas alcanzadas y el golpe más triste para mamá, mis hermanos y yo, el último adiós.

En los años 60s doña Enriqueta Coguox de Ambrocio y su hijo Miguel Ambrocio cruzaban colinas y montañas para llevar su producto de panadería a Santa María Chiquimula Totonicapan y Pologua Momostenango en sus días de plaza. Lo hacían cargando canastos, caminando por horas hasta llegar a su destino. Pintura de Alexánder Ambrocio y texto publicado en el FB de Momostipán, la empresa que fundó Miguel Ambrocio y prosigue su hijo Ángel Ambrocio. – SoyMigrante.com – SoyMigrante.com
En los años 60s doña Enriqueta Coguox de Ambrocio y su hijo Miguel Ambrocio cruzaban colinas y montañas para llevar su producto de panadería a Santa María Chiquimula Totonicapan y Pologua Momostenango en sus días de plaza. Lo hacían cargando canastos, caminando por horas hasta llegar a su destino. Pintura de Alexánder Ambrocio y texto publicado en el FB de Momostipán, la empresa que fundó Miguel Ambrocio y prosigue su hijo Ángel Ambrocio.

Es un adiós que no existe porque aún estás aquí aun así no podamos verte. Mi orgullo, ídolo e inspiración, mi señor padre hoy soy lo que soy, gracias a ti!! ¡Seguiré y lograre lo que soñamos juntos! 
Ese emprendimiento de hace muchos años y sus frutos siguen aquí, gracias a tí papá Miguel.

Periodista, escritor, docente universitario. Nació en Guatemala, 1971. Egresado de la Carrera de Comunicación Universidad Rafael Landívar. Ha trabajado en varios medios de comunicación, entre ellos Prensa Libre, entre 1996 y 2022. Actualmente dirige el…