Éxitos

En Arlington se saborean los sueños de la migrante Yohana Vicente

Los churrascos con chirmol, picante de chile cobanero, cebollitas y tortillas elaboradas por las manos de la migrante Yohana Vicente se disfrutan en Arlington Virginia. Además logró trabajar en el sistema educativo local y su sueño es ayudar a otros migrantes.

Protectora del hogar

A raíz de la desintegración familiar o la pérdida de un familiar, muchas mujeres guatemaltecas son cabezas de hogar y se esfuerzan por sacarlo adelante. Así le pasó a Yohana Vicente, quien creció sin papá. Su mamá los sacó adelante a ella y sus hermanos. Pero en 2007, la vida dio un giro que le obligó a migrar.

 “Migré porque el trabajo era escaso. Para entonces yo también era madre soltera de dos niños. Trabajaba para aportar a la casa, pero mi madre sufrió una trombosis y los costos del tratamiento no los podíamos pagar. Yo era la mayor y decidí migrar para sacar adelante a mi familia”.

Una larga travesía culminó con un recorrido de seis días por el desierto. Pero llegar no fue todo. Había otro desierto adelante: no hablar el idioma y  no conocer a nadie. Pero tenía un objetivo.  “Trabajé de todo un poco, mi primer trabajo fue en limpieza de casas. Eran jornadas extensas de 7 de la mañana a  7 de la noche con paga muy baja”. Pero fue conociendo a otras personas y una amiga le cedió su puesto en  la cocina de un restaurante. Estuvo allí 3 años.

Yohana conoció a su esposo en el 2008, en 2009 se juntaron y se casaron en el año 2011 tuvieron a sus hijos Edgar, Evani y Valentina quienes apoyan en las diferentes tareas del emprendimiento. Su esposo se encarga de encender siempre el fuego de la churrasquera – SoyMigrante.com – SoyMigrante.com
Yohana conoció a su esposo en el 2008, en 2009 se juntaron y se casaron en el año 2011. Tuvieron a sus hijos Edgar, Evani y Valentina quienes apoyan en las diferentes tareas del emprendimiento. Su esposo se encarga de encender siempre el fuego de la churrasquería. Los dos hijos mayores de Yohana actualmente residen en Estados Unidos.

Yohana, the Manager

Los esfuerzos de la migrante Yohana Vicente dieron frutos buscó otras oportunidades laborales “Yo quiero salir adelante”, se decía siempre. Buscó trabajo en otro restaurante, llamado Taylor Gourmet. Entre 2015 y 2019 logró ascender a base de esfuerzo y responsabilidad. “Empecé como conserje y luego mí jefe me ascendió a supervisora. Él confió en mí y me dio la oportunidad. Siempre me motivó a seguir adelante”. En 2019 y se pasó a Ted’s Bulletin. Entró como kitchen manager (jefe de cocina). Aprendió técnicas de cocina que hoy apllica en su emprendimitno.

La cocina no era su única meta. Yohana sentía la necesidad de continuar con sus proyectos profesionales. En Guatemala se graduó como maestra bilingüe. Pero por ser migrante, su título no tenía validez en Estados Unidos. Por eso la migrante  empezó a estudiar para aprovechar sus conocimientos y poder trabajar en esa área’

En Guatemala la migrante Yohana se graduó como maestra bilingüe del nivel diversificado en Estados Unidos retomó sus estudios a través de programas de formación. – SoyMigrante.com – SoyMigrante.com
En Guatemala la migrante Yohana se graduó como maestra bilingüe del nivel diversificado en Estados Unidos retomó sus estudios a través de programas de formación.

 Yohana se sometió a evaluación para poder tener una equivalencia de su título de magisterio. Finalmente logró trabajar como asistente de maestra en la escuela Key de Arlington. Después hubo una convocatoria para un puesto docente. Fue seleccionada dentro de siete personas, acudió a la entrevista.

Pasaron los días y no recibía respuesta. Hasta que llegó un miércoles. Lo recuerda bien: eran las 7:15 de la noche cuando fue notificada de ser la seleccionada para el puesto de Nanny, en donde comenzó a atender con dedicación y cariño a grupos de niños.

Surgen los churrascos de Yohana

Se distinguen por la sazón y acompañamientos; tortilla, frijol, papa, cebollines y combinación de carnes entre adobada, asada y tripa. – SoyMigrante.com – SoyMigrante.com
Se distinguen por la sazón y acompañamientos; tortilla, frijol, papa, cebollines y combinación de carnes entre adobada, asada y tripa.

El golpe mundial fue la pandemia del coronavirus  dejó a varias familias sin trabajo e ingresos. “Los restaurantes cerraron y nos quedamos sin trabajó, me preocupé y no sabia que hacer. Primero empecé a vender mascarillas, faldas y gorras de tela típica. Mi esposo me motivó a cocinar porque era lo que podía hacer”.

Así arrancó el negocio de antojitos encabezados por churrascos guatemaltecos. En la época navideña, en Guatemala solía vendeerlos. Consiguieron una parrilla que instalaron en el patio del apartamento donde vivían.  Vecinos y conocidos adquirían este platillo tradicional guatemalteco. Así lograron subsistir la crisis de la pandemia. Después tuvieron que cambiar de domicilio. 

Sábados y domingos por la tarde, Yohana y su familia siguen vendiendo los churrascos con sazón secreta, acompañados de tortilla, frijol, papa, cebollines y combinación de carnes entre adobada, lomito, puyaso y tripa.  

“Aprendí a cocinar por mi mamá. La especialidad de la casa son los churrascos, se acompañan de arroz, frijol, papa, chirmol a base del chile Cobán, tortillas y los asados” – SoyMigrante.com – SoyMigrante.com
“Aprendí a cocinar por mi mamá. La especialidad de la casa son los churrascos, se acompañan de arroz, frijol, papa, chirmol a base del chile Cobán, tortillas y los asados” . En estos eventos ofrecemos coctel de frutas.

Crecen los sabores y las ubicaciones

El sabor trasciende ahora en celebraciones, bodas, bautizos, aniversarios y cumpleaños. Cuentan con el servicio a domicilio, ofrecen platillos tradicionales guatemaltecos pero también aperitivos de fruta.

Shecas, arroz con leche, atol de plátano, atol de súchiles y plátanos fritos son otros sabores muy solicitados por la comunidad. A través de redes sociales anuncian el menú y reciben órdenes para entrega a domicilio.

No faltaron dificultades. Alguna vez hubo quejas de vecinos e incluso llegó la policía. Necesitaban tramitar permisos. Con el apoyo de su ex jefe, Yohana logró asesorías y tener el permiso de  food service.

Yohana apoya a los migrantes recién llegados a ese país con un día de trabajo. En un futuro desea que su negocio crezca para brindar oportunidades laborales a migrantes centroamericanos.