Éxitos

Ruta de logros y solidaridad de la chef migrante Verónica Celada

La chef migrante Verónica Zelada fusiona sabores muy guatemaltecos con el gusto estadounidense en su restaurante Kacao, de Oklahoma. Pero su mayor éxito es apoyar a madres solteras y emprendedoras, según relata uno de sus hijos.

Veronica Zelada se separó de su esposo entonces nació el espíritu emprendedor. En Guatemala al recoger a sus hijos vio la necesidad de otros niños ya que estos no tienen cómo movilizarse. Al poco tiempo compró un bus descontinuado, que funcionaba con gas propano y no gasolina, Entonces desde temprano recorría de 30 a 45 min para llenar el tanque y comenzó a realizar los viajes para llevar a los estudiantes. Primero con seis niños hasta llegar con 80 niños. Negocio que le permitió ahorrar y llevar a sus hijos a Estados Unidos.
Veronica Zelada siempre ha tenido el espíritu emprendedor. En Guatemala al recoger a sus hijos de la escuela vio la necesidad de otros niños ya que estos no tenían cómo movilizarse. Al poco tiempo compró un bus descontinuado, que funcionaba con gas propano y no gasolina, entonces desde temprano recorría de 30 a 45 min para llenar el tanque y comenzó a realizar los viajes para llevar a los estudiantes. Primero con seis niños hasta llegar con 80 niños. Negocio que le permitió ahorrar y llevar a sus hijos a Estados Unidos.

Verónica Zelada asumió desde muy joven el cuidado de sus hermanos menores. A los 21 años se casó, pero fue una etapa complicada, porque sufrió de violencia intrafamiliar. Es madre de tres hijos: Alex, Ana Iris y Luigi. Tomó la decisión de migrar a Estados Unidos en 2001.

El afán de superación se topó con dificultades en California. Decidió mudarse a Oklahoma, donde trabajó como conserje nocturno en una escuela. Su vida cambió cuando empezó a servir mesas en el café Don Brasil, lugar dirigido por Ana Paxio. Verónica descubrió su talento y habilidades culinarias además de implementar la sazón guatemalteca ya en su propio restaurante «Café Kacao».

El primer paso

La migrante guatemalteca Verónica Zelada se caracteriza por su resiliencia y determinación de forjar una vida mejor.  Así lo cuenta Luidgi Del Cid, uno de los tres hijosde Verónica. Ella abrío en 2004 su primer restaurante llamado “El Portal Café”. Su éxito estuvo en ascenso pero después de tres años tuvo que cerrar. “A pesar que el restaurante se volvió popular, era un poco pesado para mi mamá y lo vendió”.

Luego por varios años tuvo dos trabajos uno en las mañanas como Olive Garden y en las tardes trabajó en The Cheesecake Factory, pero la meta era clara para Verónica, así que durante ese tiempo ahorró lo que pudo para establecerse con mayor fuerza y experiencia. “Un día mi mamá me llamo y me dijo: a unas cuadras de donde vivimos esta una llantera y cerro, hablemos con el dueño para alquilar el local, a los tres días ya nos encontrábamos firmando el contrato”

La visión era clara y en el momento indicado las oportunidades se dieron. Verónica Junto a su hijo le dieron vida a «Café Kacao». A finales del año 2010 se comenzó con los trabajos de remodelación y adaptación. El 26 de enero de 2011 comenzaron operaciones al público  “Me recuerdo todavía vendimos mil dólares en nuestro primer día de ventas”, cuenta Luidgi,hijo de la migrante guatemalteca.

La popularidad del restaurante creció gracias a la idea de tener un restaurante con sabores centroamericanos en especial guatemalteco “la comida de la chef Verónica era y será la sensación de Oklahoma City por la innovación y fusión de sabores, en 2011 era un desierto de comida, claro había comida rápida pero no restaurantes con la esencia guatemalteca” relata  Luidgi Del Cid.

fusión de lo chapín y lo "americano"

El concepto de la comida guatemalteca se fusiona con otros sabores y sazones centroamericanas y ahora suramericana debido a la variedad y exigencia de los comensales “Por ejemplo, hay un plato que es la vaca frita, lleva pupusas salvadoreñas de chicharrón arriba con la carne de vaca frita, estilo cubano, huevos estrellados y salsa francesa. Una combinación entre los salvadoreño, cubano y francés”

Los platillos más populares son el “El Tikal” es una variación de huveos con carne con el twist americano acompañados de frijol negro, chorizo, tortillas de maíz. “El french” es una cubierta, trae crema de queso, caramelo, banano y berries frescas y “motuleños” son a base de tortillas  de maíz con frijol arriba, huevos, salsa ranchera, aguacate, queso fresco, queso feta y rodeado por chips. 

Otra de las especialidades de Cafe Kacao son las bebidas estás se implementaron en 2014,  comenzaron con lo básico como; café espresso, moka, capuchino y ahora con bebidas exóticas entre licuados y refrescos naturales también el chocolate colombiano y chocolate mexicano. “Empezamos a involucrar más la cultura latinoamericana con el menú del restaurante”.

“Como cualquier restaurante siempre es súper competitivo, han habido varias empresas que han tratado de imitarnos entonces siempre nos preocupamos por innovar y dar el mejor servicio para nuestros clientes, ha sido difícil”

Cada desafío se supera

Al inicio de la pandemia en 2020 afectó a varios restaurantes incluyendo Café Kacao quienes cerraron por un mes por seguridad y reabrieron únicamente con el servicio para llevar “Eso fue difícil también, porque las ventas no eran las mismas entonces estábamos solo manteniendo la paga para los empleados, pero en realidad cada día era un día de pérdida”, afirma Luigi, quien trabaja junto a su mamá.

No solo se referían a reunir los suelos de los empleados sino también reinvertir en las instalaciones por las modificaciones que las autoridades establecieron para reabrir los restaurantes “Cada semana cambiaba algo, que usar doble mascarilla, careta, mesas a distancia con plásticos de por medio”

“Recuerdo que compramos 10.000 dólares de plexiglass para poder recuperar todas las mesas posibles: era un caos. Pero toda prueba se ha superado, gracias a Dios hemos sobresalido”

Verónica Migrante guatemalteca lleva el éxito de su emprendimiento Café Kacao
Verónica Migrante guatemalteca lleva el éxito de su emprendimiento Café Kacao, supera cada reto desde su llegada a Estados Unidos. "Era una forma de escapar de la realidad de la pobreza y de los problemas familiares, y hoy es un sueño hecho realidad, en los planes de Dios hay algo lindo" agregó Verónica

“Mi mamá es mi inspiración”

“Todos decidimos qué persona ser, mi mamá es mi ejemplo. Viajé con mi mamá desde Guatemala, México, cruzamos la frontera, dormimos en las calles de California, después en las calles de Oklahoma, pero mi mamá siempre se enfocó en cuidarnos y salir adelante. Mis hermanos Alex, Ana Iris y yo estuvimos con ella”  

Al llegar a este país Verónica se dedicó a trabajar pero siempre en buscar un emprendimiento propio que construyó a lo largo de los años. Su historia como mujer, madre y emprendedora ha inspirado a mujeres inmigrantes radicadas en Oklahoma y el resto de Estados Unidos. Recientemente ganó el premio Journal Recorrer en el centro de historia de Oklahoma, nominada al premio The State of Oklahoma y recibió el premio Oklahoma Human Rights Awards.

Este último premio se le otorgó en reconocimiento a su trabajo y apoyo a la comunidad de mujeres migrantes solteras “Realiza actividades con madres solteras, también apoya a la iglesia va a las casas, hospitales a predicar y orar con los enfermos. ha sido un año muy bonito ver que la historia de mi mamá es compartido e inspira a mucha gente”

“Desde la travesía vivimos momentos difíciles nunca vi llorar a mi mamá, ella siempre fue valiente y fuerte, una vez nos echaron de una casa en California pero no dejaron que mi hermano entrara por tener 18 años, entonces mi mamá dijo, no si no puede entrar él, no se queda nadie, incluso cuando cerró su primer restaurante se que le dolió pero ella tuvo y tiene mucho valor”

Los planes de Café Kakao enfoca su trabajo en poner en alto el nombre de Guatemala pero también apoyar a la comunidad migrante en Oklahoma y en Guatemala, el restaurante alberga a más de 50 empleados inmigrantes latinoamericanos en su mayoría guatemaltecos. Cumple 13 años de servicio a la comunidad latinoamericana en Oklahoma, Estados Unidos.

Lee más historias inspirada