Éxitos

Migrante retornado endulza hogares con miel y polen

Ovidio Tomás Tzul Álvarez es migrante guatemalteco retornado. La llegada de un enjambre le dio vida a la crianza de abejas para cosechar miel y polen. Esta actividad le permite mantener a su hogar, aportar productividad y cuidar del medio ambiente.

Ovidio
Ovidio Tomás Tzul Álvarez es migrante retornado desde su llegada se dedicó a la carpintería pero su vida dio un giro tras instarle una colmena en la chimenea de su hogar.

Dos veces se fue y dos veces volvió

El migrante Ovidio Tomas Tzul es originario del cantón Patzarajmac sector 15, Totonicapán, Guatemala. Fue en el año de 1,996 cuando migró por primera vez a Estados Unidos para mejorar su condición económica y sostener a su familia en Guatemala. Luego de trabajar dos años regresó a su país. “En aquel entonces migre para encontrar oportunidades y regrese para cuidar de mis dos hijos”.

Por la falta de oportunidades laborales decide nuevamente migrar en el año 2002 su estadía en aquel país duró seis años. Tiempo que reunió un capital para establecer un negocio en Guatemala. A finales de 2008 retornó a su país para quedarse definitivamente con su familia “Migre dos veces a Estados Unidos, pero retorne por mi familia. Había establecido un hogar acá en Guatemala”.

En Houston Texas Estados Unidos, trabajó en restaurantes y un taller de carpintería. Dos travesías riesgosas hicieron que tomara la decisión de quedarse indefinidamente en su país Guatemala. Con el capital reunido estableció una carpintería que le brindó el sustento para su familia. “La idea de establecer una carpintería nació porque en Estados Unidos trabajé en un taller de carpintería, la mayor parte de herramientas las traje de allá y hoy en día me sirve”.

Si bien emprendió una carpintería en Guatemala otro llegó a instalarse en su hogar. El regreso del migrante Ovidio le dio la oportunidad de ver crecer a sus hijos y ahora de emprender juntos el proyecto familiar que en futuro prevén crezca en su comunidad. 

El migrante retornado Ovidio se caso en 1,995 con su esposa Juana García. Formaron un hermoso hogar con sus dos hijos Maynor y Esmeralda. Retorno para cuidar de su familia.
El migrante retornado Ovidio se caso en 1,995 con su esposa Juana García. Formaron un hermoso hogar con sus dos hijos Maynor y Esmeralda. Retorno para cuidar de su familia.

Un enjambre de esperanza llegó

Ovidio se dedicó a estar con su familia y trabajar en la carpintería. Fue en el año 2014 cuando descubrieron un enjambre en la chimenea de su hogar. “Se instaló una colmena en la chimenea de la casa, pedimos ayuda y recibimos una primera charla, al final nació la idea de criar y generar productos”. Temerosos y asombrados investigaron y procedieron a planificar su nuevo emprendimiento.

El comienzo de esta nueva etapa se instaló como uno de los emprendimientos más importantes para el migrante retornado Ovidio y su familia. aprendieron el manejo y su naturaleza “Las abejas son importantes para nuestro medio ambiente, a parte de la producción, cosecha de miel y polen, las abejas aportan al ecosistema”.  

Con los conocimientos adquiridos en la carpintería le permite construir cajas para colmenas, marcos y otros instrumentos para la crianza de abejas. “Me dedico en un 70%  a la apicultura y un 20% a la carpintería”.  Actualmente el emprendimiento cuenta con más de 60 colmenas. Comercializan los productos en la comunidad como en varias ferias de emprendimiento. “Queremos promover y dar a conocer la actividad de las colmenas, este año se produjeron más de dos quintales de polen”  

Gracias al regreso de Ovidio logró mantener el amor de su familia y sobre todo ver formados a sus dos hijos Maynor y Magdalena graduados de la universidad como ingenieros forestales, actualmente aportan técnicamente para mejorar la producción y cosecha de miel y polen.   

Ovidio es parte también de la asociación de apicultores de Totonicapán, espacio que busca promover esta actividad y expandirse en el territorio local “Buscamos establecer una sede para que más personas puedan aprender sobre la apicultura y sobre todo aportar a su economía con este trabajo”.

Todo lo que tienes que saber acerca del polen y sus beneficios

Ovidio resalta la importancia de conocer las propiedades, utilización y beneficios del producto. «El polen es un superalimento con valores nutricionales muy completos y provechosos para la salud.  Entre estos, se destacan su capacidad para mejorar el rendimiento físico e intelectual, subir las defensas y combatir los déficits nutricionales»

¿Qué es el polen?

El polen es un alimento que se recoge de la colmena de las abejas, las cuales lo toman de las plantas y lo transportan a su panal en forma de gránulos anaranjados que elaboran ellas mismas. Se destaca por contener casi todos los nutrientes que necesita el ser humano; es el único alimento que contiene los 22 aminoácidos esenciales.

El polen de abeja podría ayudar a estimular el sistema inmunológico. El polen contiene una gran cantidad de nutrientes. Entre ellos, se encuentran: Vitaminas A, D, E, B1, B2, B6, ácido nicotínico, ácido pantoténico, C, K, colina y rutina. Es uno de los alimentos más ricos en vitaminas que existen.
El polen de abeja podría ayudar a estimular el sistema inmunológico. El polen contiene una gran cantidad de nutrientes. Entre ellos, se encuentran: Vitaminas A, D, E, B1, B2, B6, ácido nicotínico, ácido pantoténico, C, K, colina y rutina. Es uno de los alimentos más ricos en vitaminas que existen.

Propiedades nutricionales del polen

Vitaminas A, D, E, B1, B2, B6, ácido nicotínico, ácido pantoténico, C, K, colina y rutina. Es uno de los alimentos más ricos en vitaminas que existen.
Minerales como oligoelementos: sodio, potasio, magnesio, calcio, aluminio, hierro, cobre, zinc, manganeso, plomo, sílice, fósforo, cloro y azufre.
Enzimas: diastasa, amilasa, catalasa, diaforasa, pectasa, deshidrogenasa láctica, fosfatasa y sacarosa.
.
Aminoácidos: alanina, arginina, cistina, glicina, histidina, isoleucina, lisina, fenilalanina, triptófano, etc.
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

12 beneficios del polen para salud

  1. Aumenta la resistencia física, reduce la fatiga y facilita la recuperación después de una convalecencia. 
  2. Mejora la irrigación cerebral y la capacidad intelectual. 
  3. Regula el sistema nervioso, mejora el estado de ánimo y reduce el estrés. 
  4. Mejora el sistema digestivo y combate la falta de apetito; además, favorece y regenera la flora bacteriana intestinal. 
  5. Favorece el desarrollo y crecimiento de los niños. 
  6. Regula los niveles de triglicéridos y colesterol en sangre y equilibra el pH sanguíneo. 
  7. Es un excelente suplemento protector para pacientes con cáncer que están sometiéndose a quimioterapia o radioterapia. 
  8. Mejora la potencia sexual y combate la impotencia y la frigidez. 
  9. Mejora el sistema circulatorio y cardiovascular. 
  10. Reduce la inflamación de próstata o prostatitis, gracias a su contenido en zinc y hormonas sexuales. 
  11. Detiene la caída del cabello en algunos casos, gracias a su contenido en cistina, un nutriente que aumenta el sistema piloso. 
  12. Combate la rinitis alérgica, a largo plazo. 

Consumo

Estas son las dosis diarias recomendadas de polen para adultos y niños según su edad: 

Adultos: Dos cucharaditas (16 g) de polen en polvo como tratamiento y una cucharadita y media (12 gr) como mantenimiento. 

Niños de 3 a 5 años: Una cucharadita rasa (4 g) como tratamiento. 

Infantes de 6 a 12 años: Una cucharadita (8g) como tratamiento. 

Niños mayores de 12 años: Dos cucharaditas (16 g) como tratamiento

Curiosidades sobre el polen

  • El polen tiene el triple de proteínas que la carne. 
  • Los apicultores que consumen polen de manera diaria han demostrado ser más longevos. 
  • Para recolectar 1 kg de polen, la abeja tiene que hacer más de 60 mil vuelos hasta la colmena. 
  • Por medio de la recolección del polen, las abejas aseguran la polinización de la mayoría de las flores, así como la maduración de sus frutos.

«Finalmente, para subrayar la importancia de este elemento de la naturaleza, cabe decir que el 75% de la alimentación de todo el mundo depende precisamente de esta actividad polinizadora de la abeja melífera, la única responsable de esta tarea»