El descenso de micos, moros, ángeles o arcángeles dando vueltas de las alturas es el final de un largo ritual que anuncia nuevos tiempos: el palo volador, una tradición que muchos migrantes guatemaltecos recuerdan.

Video en Youtube de TV Asunción Joyabaj acerca de la ceremonia del Palo Volador.

Una tradición prehispánica

Los gemelos Hun Batz y Hun Chouen utilizaban mal los poderes que tenían y por eso otros gemelos, los héroes Hunahpú e Ixbalanqué, los convirtieron en micos, por lo cual se quedaron brincando para siempre en los árboles: esta tradición es uno de los elementos que dan vida a la danza del Palo Volador, que se efectúa en tres localidades: Cubulco, Baja Verapaz;  Joyabaj y Chichicastenango, Quiché.

También hay otro relato relacionado: el poderoso Zipacná clavó un gran tronco en el suelo para ayudar a los 400 muchachos a construir su casa. Pero Zipacná era arrogante y esto hizo que los pobladores planearan dejar caer el tronco cuando el personaje aún estaba cavando. Pero Zipacná se dió cuenta de sus intenciones y excavó por donde salir. Estos terminaron la casa y celebraron, pero el gigante botó el tronco y les dejó caer la casa encima. Por ello los dioses convirtieron a los 400 muchachos en estrellas.

El Palo Volador o Palo de San Miguel, en Joyabaj, Quiché, evoca una leyenda del Popol Vuh. (Fotografía archivo Ministerio de Cultura)
El Palo Volador o Palo de San Miguel, en Joyabaj, Quiché, evoca una leyenda del Popol Vuh. (Fotografía archivo Ministerio de Cultura)

La marimba diatónica es infaltable

Diatónica hace alusión a que se trata de una marimba de un solo teclado, sumamente pequeña, pero cuyas armonías sirven de fondo al momento en que los personajes suben al enorme palo sembrado en la plaza del Pueblo, frente a la iglesia parroquial.

Los bailadores salen de la Casa del Dueño del baile o padrino, caminando y bailando. Los cuatro micos, uno por uno, suben a lo alto del palo, que puede medir entre 35 y  40 metros de altura. Mientras dos se quedan en ella, otros dos se sujetan a los lazos enrrollados para comenzar a dar vueltas hasta llegar al suelo. Una vez llegan hasta abajo, los otros dos micos se lanzan también. Este movimiento se repite varias veces, al son de la marimba. Lamentablemente, en la actualidad a veces no se logra escuchar bien debido a altavoces con música de otro tipo utilizados en las ferias.

 

Los monos Hun Batz y Hun Chouen en lo alto del palo antes de descender. Captura de pantalla de video de TV Asunción Joyabaj.
Los monos Hun Batz y Hun Chouen en lo alto del palo antes de descender. Captura de pantalla de video de TV Asunción Joyabaj.

El ceremonial del Palo Volador comienza semanas antes con la selección y corte del árbol cuyo tronco servirá para ser colocado en la plaza. La unión de la comunidad es vital, pues entre todos lo cargan y lo siembran, en clara alusión a la tradición de los 400 muchachos.

Ofrecemos estos datos de una de las danzas tradicionales de Guatemala más conocidas alrededor del mundo, como un recuerdo dedicado a los migrantes guatemaltecos en Estados Unidos.

Cofrades y comunitarios de Joyabaj trasladan el enorme tronco seleccionado para la danza ceremonial. Captura de pantalla de Joyabaj TV.
Cofrades y comunitarios de Joyabaj trasladan el enorme tronco seleccionado para la danza ceremonial. Captura de pantalla de Joyabaj TV.