Uno de los maestros del pensamiento positivo relataba la anécdota de cuando todavía no existían los motores de 8 cilindros y no había manera, aparente, de lograr su construcción.

Por Redacción

Un emprendimiento que no funcionó, una idea que se intentó echar adelante pero por alguna razón fracasó, un proyecto que se quedó a medias debido a falta de apoyo o a que alguien nos quedó mal y nos dejó varados en el camino: esas y otras situaciones adversas le suceden a todos en algún momento de la vida. Esto mismo lleva a pensar que quienes triunfan tienen “suerte” o tienen “ayuda” o tienen “dinero” para echar a andar el proyecto sin arriesgarse.
En realidad, la clave del éxito, según el gran pionero de la autoayuda Napoleón Hill (1883-1970), es la Actitud Mental Positiva o Actitud Mental Optimista. En 1959 expuso historias y argumentos en favor de este recurso, al alcance de toda persona. Lo considera el “talismán invisible”, pero utilizarlo depende de la decisión personal. “Casi  todos nosotros nos mostramos inclinados a considerar que el éxito ocurre de alguna manera  misteriosa a través de ventajas que nosotros no poseemos. Tal vez porque las poseemos pero no las vemos. Lo obvio no suele verse”, expresa Hill.

 – SoyMigrante.com
Cuál quiere usted que sea el motor de sus objetivos

Una vez que se logra el éxito, la búsqueda de nuevos objetivos debe seguir, con seguridad pero sobre todo manteniendo la Actitud Mental Optimista. Cita el ejemplo de Henry Ford, el fundador del gran fabricante global de automóviles, cuyo éxito despertó muchas envidias y habladurías. Para unos solo tuvo “suerte”, para otros logró lo que tenía debido a “amigos influyentes”… Sin embargo, la clave de su éxito era CREER firmemente en la capacidad de mejora e innovación. Hill relata:

“Henry Ford decidió desarrollar el ahora célebre motor conocido como V-8 Quería  construir un motor con los ocho cilindros fundidos en un solo bloque. Dio instrucciones a los  ingenieros en el sentido de desarrollarlo.  Pero estos respondieron que era imposible fundir un bloque de motor de ocho cilindros en  una sola pieza. “Háganlo de todos modos”, les instió Ford. Inténtenlo hasta que lo logren, no importa el tiempo que tome” .

Pasaron seis meses. Pasó un año. Cada intento era un fracaso y por lo tanto crecía la sensación de “imposible”.  Pasó otro año. Los ingenieros le informaron que todavía no se lograba.

Nos adelantaremos a la historia: “Los vehículos Ford con motor V-8 existen en la actualidad por millones. Y desde su surgimiento se convirtió en un éxito por su potencia. Ford se adelantó a sus competidores a partir de una visión. Tenía los medios, tenía la idea, pero sobre todo: una Actitud Mental Positiva.

Si sabe lo que  quiere, podrá hallar el medio de conseguirlo”, aconseja Hill.

Preguntas para responder personalmente:
¿Cuántas horas de su día están animadas por la Actitud Mental Optimista?
¿Cuánrtas horas invierte en pensamientos negativos, pesimistas?
¿Qué ocurrirá si convierte los pensamientos negativos en proyecciones positivas?

Las barreras nunca faltan, pero respóndase, en este entorno desafiante de vivir y trabajar en los Estados Unidos ¿qué es lo que cambia al afrontarlas con negatividad o con optimismo?