Guate NuestraSímbolos patrios

10 datos de El Quetzal, ave nacional de Guatemala, que tal vez ya conocías… (o quizá no)

Quetzalí es la palabra para denominar a la hembra del quetzal, que en temporada reproductiva pone uno o dos huevos en nidos horadados en troncos viejos o tocones. Fotografía Ottoniel Supertramp)

El Quetzal, ave nacional de Guatemala e ícono inconfundible de los guatemaltecos.

El Quetzal fue declarada símbolo patrio el 18 de noviembre de 1871 por su profundo significado prehispánico y belleza incomparable.

El Quetzal guatemalteco es maravilloso. Existen otras especies de trogones que se le parecen, pero ninguna como esta. Por algo y el poeta lo describe así: “¡Quetzal, mito, leyenda, humo verde… pájaro de fuego y esmeraldas… lanza desnuda y hoja de maíz que corona la frente patria… pecho de brasa y cauda de cometa”: texto de Otto Raúl González (1921-2007), Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias 1990.

Estos son 10 datos sobre el Quetzal guatemalteco que posiblemente ya conocías… o quizá no.

1. El Quetzal: un ave milenaria que fue reportada científicamente hace 235 años

Los quetzales viven en parejas por toda la vida. Fotografías: Ottoniel Cojulún.

Los pueblos prehispánicos de Mesoamérica le daban un profundo significado simbólico y místico al Quetzal, sobre todo por sus largas y características plumas ornamentales, las cuales eran utilizadas solo por los gobernantes en vistosos tocados. Sin embargo, la primera descripción científica no ocurrió sino hasta 1787, cuando el naturalista veracruzano Pablo de la Llave lo reportó en la Real Expedición Botánica a la Nueva España. 

2. Familia y nombre completo de un símbolo nacional

Pichón de Quetzal a unas pocas semanas de nacido. Fotografía Ottoniel Cojulún.

El Quetzal pertenece a la familia de los trogones, cuyo nombre proviene de un término griego que se puede traducir como «mordisquear» debido a que estas aves horadan agujeros en árboles viejos o amplían nidos abandonados de otras aves  para establecer sus nidos. 

El nombre científico es Pharomachros Mocinno Mocinno de la Llave. Del griego pharos (manto) y makros (largo). La palabra mocinno hace referencia a José Mariano Mociño Suárez Lozano, naturalista de la Nueva España, que fue maestro de Pablo de la Llave.

3. El Quetzal está seriamente amenazado... por nosotros

Los quetzales viven en parejas de por vida y se turnan para cuidar y alimentar a las crías. Fotografía Ottoniel Cojulun.

El Quetzal es una especie endémica, es decir sólo existe en Mesoamérica y  en ninguna parte del mundo.  Según la Unión Internacional para la Conservación (UICN),  la principal amenaza es por  la destrucción de su hábitat; el bosque nuboso arriba de los 1,800 metros de altura y la pérdida de conexión entre zonas boscosas.

La tala ilegal y las quemas o rozas agrícolas sin control se han convertido en las mayores enemigas de este símbolo nacional.

4. Con un poco de suerte y mucha paciencia se puede llegar a ver quetzales en libertad

Una quetzalí, nombre correcto de la hembra de Quetzal yy su cría, perchados en un bosque de Atitlán. Fotografía Ottoniel Cojulún

Existen zonas de refugio. Según el Ministerio de Ambiente de Guatemala, la población de Quetzales de la Sierra de las Minas es lo suficientemente grande para ser considerada la única población saludable en todo el país.

Sin embargo también pueden mencionarse:  El Biotopo Mario Dary Rivera, de Purulhá, Baja Verapaz; el Refugio del Quetzal en San Marcos y el Parque Regional Municipal Rey Tepepul en Santiago Atitlán Sololá.  Los bosques nubosos de Guatemala solo son el 3.10% del territorio nacional y siguen siendo destruidos aceleradamente.

En estas reservas puede ser observado el Quetzal, pero se necesita de mucha paciencia y también suerte. Los fotógrafos que consiguen imágenes requieren de largas horas de espera y absoluto silencio. «Se trata de capturar su belleza pero sin interferir en su ambiente. Si se hace demasiado ruido y están en su nido se corre el riesgo de que lo abandonen» advierte el avifotógrafo Ottoniel Cojulún. También es importante hacerse acompañar de guías locales.

5. Claro que el Quetzal canta y muy fuerte, en los bosques nubosos

El canto del Quetzal consiste en una serie de notas profundas pero suaves en un patrón simple.  Básicamente delimita así su territorio y en época de apareamiento  tiene la finalidad de cortejar a la hembra.  

6. El aguacatillo es su comida predilecta pero también el Quetzal es cazador

Nuestro Quetzal es una especie principalmente frugívora, es decir, que come frutas. Usualmente arrancan frutos de árboles como el Aguacatillo. Sin embargo también pueden cazar lagartijas e insectos en el suelo o troncos. 

Es por ello que la deforestación les impacta tanto, debido a que se quedan sin fuente de alimento en el radio de su territorio, que no sobrepasa los 5 kilómetros a la redonda.

7. Su simbolismo a causa de sus plumas, les podía costar la vida

Elaborado con plumas de quetzal, oro y jade, este penacho azteca es uno de los pocos tocados preshispánicos que se conservan.
El tocado de Moctezuma es una de las pocas piezas prehispánicas elaboradas con plumas de quetzal que se conservan hasta la actualidad. Museo Etnológico de Viena.

En la época prehispánica las plumas de quetzal llegaron a ser cotizadas como moneda y como ornamento. Cronistas coloniales como Bernardino de Sahagún registraron algunas incursiones de cazadores aztecas  en el territorio maya de Chiapas, con el fin de aprovechar las mayores poblaciones de esta ave en el territorio mesoamericano, las cuales cazaban con cerbatanas para no arruinar las plumas. Sin embargo a menudo al arrancarle las plumas, el ave no sobrevivía.

Una evidencia de este uso es el llamado Penacho de Moctezuma, que actualmente se exhibe en el Museo Etnológico de Viena.  Tan solo para elaborar un ornamento para la cabeza, como el original que se exhibe en el Museo de Etnología de Viena, Austria, se habría necesitado de la captura de al menos 225 Quetzales machos adultos. Actualmente está prohibida por ley la caza o recolección de plumas de Quetzal. 

8. Los quetzales contribuyen con el ecosistema

Los quetzales amplían agujeros en troncos o tocones para construir sus nidos.

El Quetzal no solo depende del ecosistema sino también contribuye a preservarlo, al menos si no se interrumpe el ciclo natural.  Esta especie dispersa semillas de árboles propios del bosque nuboso. 

Al alimentarse de los frutos de las ramas en pleno vuelo los obliga a volar a alguna percha para tragar y después regurgitar las semillas. Esto lo hace un buen dispersor de semilla sobre todo en la temporada no reproductiva, cuando cubre mayor área en su desplazamiento.

 

9. El quetzal aporta muchos quetzales a la economía

Quetzal se llama la moneda nacional de Guatemala, creada en 1924. Pero además, el ave en sí misma constituye una joya para el turismo de avistamiento de aves o aviturismo. Atrae visitantes a las comunidades próximas a bosques nubosos y con ello genera posibilidad de beneficio económico para pobladores. En Purulhá, Baja Verapaz, todo el sector turístico alrededor del Biotopo para la conservación del Quetzal ha crecido y se pueden encontrar diversas áreas naturales protegidas que ofrecen servicios. 

En Santiago Atitlán a partir de 2016 incrementaron los tours de naturaleza para la observación del Quetzal. En San Rafael Pie de la Cuesta, San Marcos, se ha incrementado la cantidad de visitantes, por lo cual proteger la especie y preservar los bosques tiene mayor ventaja estratégica que reducirlos a sembradíos o pastizales.

10. El arreglo para un salón de fiesta originó la idea del quetzal como símbolo nacional.

Escudo en el Salón de las Banderas del Palacio Nacional de la Cultura, único en su tipo elaborado con los elementos símbolicos, incluyendo un quetzal disecado.. Fotografía twitter Ministerio de Cultura y Deportes de Guatemala.

Durante las conmemoraciones de los 50 años de independencia de Guatemala, en septiembre de 1871, se efectuó una recepción. El salón estaba presidido por un ornamento elaborado por Juan Bautista Frenner, grabador suizo que estaba a cargo de la Casa de la Moneda.
Dicho decorado presentaba los fusiles Remington y los sables utilizados por el ejército liberal. También había ramas de laurel en representación de la victoria. Enmedio, un pergamino con la fecha de la emancipación política de España y en el centro, un Quetzal disecado, para representar la libertad.
Al general Justo Rufino Barrios  y a Miguel García Granados les gustó el concepto y en noviembre de aquel mismo año quedaron decretados el escudo nacional y el ave nacional.

Con información de la Estrategia Nacional para la Conservación del Quetzal, Conap, 2021.
Más fotografías de quetzales en Facebook de Ottoniel Supertramp.

Foto: Ottoniel Cojulún
Periodista, escritor, docente universitario. Nació en Guatemala, 1971. Egresado de la Carrera de Comunicación Universidad Rafael Landívar. Ha trabajado en varios medios de comunicación, entre ellos Prensa Libre, entre 1996 y 2022. Actualmente dirige el…