Guate Nuestra

Alfombras de Antigua Guatemala: ofrenda de fe, trabajo y devoción

Las piedras de Antigua Guatemala se visten de colores fugaces y devotos en las tradicionales alfombras de aserrín, que son una fusión de elementos prehispánicos y españoles, en un admirable lenguaje de fe.

Desde mucho antes que salga el sol y también la procesión del Nazareno de la Caída, de San Bartolomé Becerra, Antigua Guatemala, ya hay muchas manos trabajando en las alfombras de aserrín, flores, vegetales y otros elementos. (Foto Michelle González)
Desde mucho antes que salga el sol y también la procesión del Nazareno de la Caída, de San Bartolomé Becerra, Antigua Guatemala, ya hay muchas manos trabajando en las alfombras de aserrín, flores, vegetales y otros elementos. (Foto Michelle González)

Devoción de siglos se hace presente

La elaboración de alfombras de aserrín, flores, frutas y otros materiales vegetales es todo un símbolo de la espiritualidad de Antigua Guatemala, que mezcla dos tradiciones.

Mucho antes de que llegaran los conquistadores españoles, los pueblos indígenas guatemaltecos elaboraban alfombras con pino, flores, frutas y plumas de todo tipo de aves, incluyendo el quetzal,  para ocasiones ceremoniales, lo cual está documentado en memoriales e incluso en ciertos vasos mayas.

Por el otro lado, la evangelización trajo elementos como la imaginería de santos y la construcción de templos católicos. Pero a decir de historiadores como Elizabeth Bell, la costumbre de hacer alfombras para procesiones surgió en las Islas Canarias, de donde pasó al Nuevo Mundo y especialmente a Guatemala. 

 

Los diseños de cada alfombra no son casuales: llevan varios meses de haber sido planificados, al igual que la preparación de los colores. En algunos casos se utilizan programas digitales para poder generar los patrones y también los moldes. Sin embargo, al final, todo depende de la paciencia de todas las manos que devotamente intervienen en su elaboración. Generalmente son familias o cuadras de vecinos que se unen para construir juntos una sola ofrenda de amor para el Nazareno de su devoción, en este caso, Jesús de la Caída de San Bartolomë Becerra. (Fotos Michelle Gonzalez)
Los diseños de cada alfombra no son casuales: llevan varios meses de haber sido planificados, al igual que la preparación de los colores. En algunos casos se utilizan programas digitales para poder generar los patrones y también los moldes. Sin embargo, al final, todo depende de la paciencia de todas las manos que devotamente intervienen en su elaboración. Generalmente son familias o cuadras de vecinos que se unen para construir juntos una sola ofrenda de amor para el Nazareno de su devoción, en este caso, Jesús de la Caída de San Bartolomë Becerra. (Fotos Michelle Gonzalez)

La huella del Santo Hermano Pedro

Cabe recordar que en 1651 llega a Santiago de los Caballeros el hoy Santo Hermano Pedro de San José de Betancur (originario de Santa Cruz de Tenerife, una de las Canarias), quien se convirtió en impulsor de esta devoción.

Para los estudiosos, las alfombras de Antigua Guatemala y también de la Nueva Guatemala de la Asunción, elaboradas durante Cuaresma y Semana Santa son un sincretismo religioso y cultural.

Para los guatemaltecos devotos de hoy, cada alfombra es una ofrenda de amor a Dios, representado en la imagen de un Nazareno procesionado. En las imágenes que acompañan este texto, se pueden observar las alfombras de la procesión de Jesús de la Caída, del templo de San Bartolomé Becerra, tradicional cortejo de cada Quinto Domingo de Cuaresma.

La textura más fina se logra mediante la paciente aplicación del aserrín de colores con coladores y cepillos de dientes a fin de que solo caiga el grano más fino. Esta labor puede durar largas horas y desaparecerá en unos cuantos segundos al paso de la procesión del Nazareno. Sí, para eso se crea esta obra de arte llena de amor , creativida dy devoción. (Foto Michelle Gonzalez)
La textura más fina se logra mediante la paciente aplicación del aserrín de colores con coladores y cepillos de dientes a fin de que solo caiga el grano más fino. Esta labor puede durar largas horas y desaparecerá en unos cuantos segundos al paso de la procesión del Nazareno. Sí, para eso se crea esta obra de arte llena de amor , creativida dy devoción. (Foto Michelle González)

¿Cómo logran elaborar tanta belleza?

El proceso de elaboración de alfombras puede dividirse en los siguientes pasos:

  1. Planeación del diseño, forma y área que ocupará. A veces una misma alfombra abarca el frente de varias casas, incluso toda una cuadra o una avenida.
  2. Elaboración de los moldes para cada tipo de figuras. Cuando dichas figuras están constituidas por distintos colores o materiales, a veces se superponen dos o tres moldes.
  3. Ya el día de la elaboración de la alfombra se necesita nivelar el terreno, sobre todo en lugares como Antigua Guatemala, cuyas calles son empedradas. Para esto se usa aserrín sin colorear, arena o pino.
  4. Los moldes son piezas caladas cortadas en madera, cartón, metal o vinil,  con tamaños y formas que al combinarse se convierten en formas muy originales.
  5. El tiempo de ejecucióndependerá del tamaño y laboriosidad que el diseño demande. En ocasiones implica largas jornadas de trabajo desde la noche anterior, con la participación de familias, vecinos o feligreses de una parroquia. Nadie cobra nada por su participación y todos están conscientes de que por más complicada que haya sido la forma elaborada, su belleza termina cuando pasa la procesión: todo un símbolo de cómo la vida, el esfuerzo y el amor personal se ofrece a Dios.
Antigua Guatemala: Esta imagen de Cristo Crucificado fue una de las más admiradas en las horas previas al paso del cortejo de San Bartolomë Becerra, en el Quinto Domingo de Cuaresma. El colorido diseño, la exactitud de los detalles y la paciente ejecución motivaron elogios y felicitaciones. Nótese abajo cómo se cierne el aserrín con un colador de cocina a fin de lograr la textura perfecta (Fpto Michelle González)
Antigua Guatemala: Esta imagen de Cristo Crucificado fue una de las más admiradas en las horas previas al paso del cortejo de San Bartolomë Becerra, en el Quinto Domingo de Cuaresma. El colorido diseño, la exactitud de los detalles y la paciente ejecución motivaron elogios y felicitaciones. Nótese abajo cómo se cierne el aserrín con un colador de cocina a fin de lograr la textura perfecta (Fpto Michelle González)
A veces, intencionalmente se utiliza viruta de madera, es decir, un aserrín grueso que también ha sido preparado en colores con semanas se anticipación. Esta alfombra antigüeña destacó por tener varias alcancías tradicionales de "tecolote". Prácticamente no hay dos diseños que se repitan ni en el mismo recorrido ni quizá en la historia, porque cambian las circunstancias, cambian las personas que las elaboran, pero lo que nunca cambia es la fe y devoción que motivan este regalo de amor que está en el sueño para el Señor del Cielo. (Foto Michelle González)
A veces, intencionalmente se utiliza viruta de madera, es decir, un aserrín grueso que también ha sido preparado en colores con semanas se anticipación. Esta alfombra antigüeña destacó por tener varias alcancías tradicionales de "tecolote". Prácticamente no hay dos diseños que se repitan ni en el mismo recorrido ni quizá en la historia, porque cambian las circunstancias, cambian las personas que las elaboran, pero lo que nunca cambia es la fe y devoción que motivan este regalo de amor que está en el sueño para el Señor del Cielo. (Foto Michelle González)
Las flores también son un elemento recurrente en las alfombras. Esta cruz con rosas mide más de diez metros de largo y su relieve resulta muy llamativo para los devotos que la admiran. Después del paso del cortejo es común que los devotos recojan algunas de las flores, por considerarlas bendecidas. (Foto Michelle González)
Las flores también son un elemento recurrente en las alfombras. Esta cruz con rosas mide más de diez metros de largo y su relieve resulta muy llamativo para los devotos que la admiran. Después del paso del cortejo es común que los devotos recojan algunas de las flores, por considerarlas bendecidas. (Foto Michelle González)
Los moldes para elaborar las alfombras se recortan en cartón y vinil. Es usual que existan varias "capas" que permiten formar complejas imágenes. La combinación con flores es usual y fragante. (Foto Michelle González)
Los moldes para elaborar las alfombras se recortan en cartón y vinil. Es usual que existan varias "capas" que permiten formar complejas imágenes. La combinación con flores es usual y fragante. (Foto Michelle González)
Los diseños geométricos pueden adquirir enorme complejidad y requieren de hasta 10 moldes para ser completados. Quienes los elaboran se colocan sobre tablas sostenidas con bloques para poder trabajar por encima e ir coloreando con aserrín la forma prevista, El aserrín con los tintes se prepara desde muchas semanas antes, para que su color no varíe al secarse. (Foto Michelle Gonzalez)
Los diseños geométricos pueden adquirir enorme complejidad y requieren de hasta 10 moldes para ser completados. Quienes los elaboran se colocan sobre tablas sostenidas con bloques para poder trabajar por encima e ir coloreando con aserrín la forma prevista, El aserrín con los tintes se prepara desde muchas semanas antes, para que su color no varíe al secarse. (Foto Michelle Gonzalez)
Cortejo procesional de Jesús Nazareno de la Caída, imagen venerada en el templo de San Bartolomé Becerra, aldea cercana a la Antigua Guatemala. Miles de devotos y observadores, guatemaltecos y extranjeros se concentraron en la ciudad colonial. Se considera que el Quinto Domingo de Cuaresma es el día más concurrido en esta ciudad. Al fondo puede verse el Convento de Santa Clara. (Foto Michelle González)
Cortejo procesional de Jesús Nazareno de la Caída, imagen venerada en el templo de San Bartolomé Becerra, aldea cercana a la Antigua Guatemala. Miles de devotos y observadores, guatemaltecos y extranjeros se concentraron en la ciudad colonial. Se considera que el Quinto Domingo de Cuaresma es el día más concurrido en esta ciudad. Al fondo puede verse el Convento de Santa Clara. (Foto Michelle González)

Guatemala es única y admirable